Cuando está con ganas de tula no puedo calmar a mi tetona

Es colombiana y esa piel morena me enloquece el pico, me encanta la weona, se vino a Arica para trabajar y le está yendo pues más o menos, lo importante es que mantiene su buen humor y hemos estado saliendo, no tanto por esta cuarentena pero estamos en contacto y si se puede... nos encerramos en el pequeño departamento donde vive, qué delicia de mujer, antes no prestaba mucho atención a minas caribeñas, pero luego de ver a Alicia... dios qué placer más excelso el saborear esas tetas. Y como dice el título, cuando la mina está con ganas de un pedazo de pichula y su refrescante crema... no la puedo controlar, hace de todo, se ríe... se mete el dedo y me pide meterle el pico, a esta minita no la dejo ir nunca! podrá ser traviesa pero me encanta.