Estaba solita y mi vecino me acompañó con su pico

2 min
No olvides dar Like si te gustó!

Estaba solita una tarde en mi casa, mis viejos habían salido como siempre a visitar a las viejas culias chismosas de mis tías, me sentí un poco triste por lo que llamé a mi vecino para que me haga algo de compañía, vino muy obediente y empezamos a conversar, no sé qué le pasó a este pajero enfermo que me agarró la teta derecha y con la otra mano me agarró un cachete, me dijo que me dejara llevar y que lo iba a gozar, al principio no quise pero después al sentir tantas caricias me excité y dejé que me metiera su pichula, no sabía que estuviera tan dotado este maldito y me dolió el ano cuando me la metió pero valió la pena, que rico pico tiene este aguevao!