Esta monjita pecadora tiene un culito divino

9 min
No olvides dar Like si te gustó!

Letizia Bruni pasó algunos años entregando su vida al señor, pero aquél día se dio cuenta que su culo estaba hecho para disfrutar, ella estaba escribiendo una carta para el sumo pontífice, ella estaba decidida a renunciar a su vida de monjita, se ha enterado que muchas minas han pasado por lo mismo y reflexionó mucho sobre eso, uno de los sacerdotes de la iglesia se enteró de ello, así que fue para asegurarse de que estaba segura de su decisión, la perra estaba completamente segura, tanto así que sedujo al hombre, le chupó el pico, la hermosa italiana le hizo una pecaminosa mamada sabiendo que todavía no era momento, pero sus deseos carnales fueron demasiado fuertes, la mina tenía tantas ganas durante años que por el culo fue que se la enterraron. 


Tweet