Esta maraca juega con mi pico cada vez que se le antoja hacerme un mamón

3 min

Lo gracioso es que siento que ahora yo me he convertido en el esclavo sexual de esta maraca, tiene hermosas tetas de las cuales quisiera poder alimentarme, un choro estrecho y bien cuidado, pero sobre todo una boca juguetona, ella no quiere una relación estable y yo tampoco así que cuando nuestros cuerpos necesitan saciar sus necesidades sexuales arreglamos un encuentro y hacemos cosas que muchos pensarían que hemos cruzado la línea y tenemos la mente perturbada por tanto sexo, yo solo creo que nos gusta gozar rico de nuestros órganos sexuales y sobre todo ella que cuando me agarra el pico lo mueve de un lado a otro, lo chupa, sonríe y no para hasta beber la rica leche que mis huevos producen.

Compartir Tweetear