Español se coge rico a brasileñas que conoció en cajero automático

10 min
No olvides dar Like si te gustó!

Él es el buen Antonio Mallorca, estaba de visita en Brasil para conocer Rpio De Janeiro y comer una rica Feijoada, pero necesitaba efectivo y por eso fue a sacar plata del cajero y es donde dos hermanitas brasileñas sienten una fuerte atracción por él, se dan cuenta de que es foráneo y eso agudiza más la excitación de sus vaginas, le hacen la conversación y la amistad surge de forma muy natural, todo bacán, pero parece que van demasiado rápido y se lo llevan a su casa, algo peligroso para él pues podrían tener otras intenciones, pero tuvo suerte el buen amigo porque las dos minas solo querían probar verga ibérica, una gorda y dura, qué rico irse de viaje de esa forma!


Compartir Tweet