El tiempo convirtió en puta a mi sobrina

6 min

Hace varios meses que no veía a mi sobrina, ella vive con mi hermana en Concepción y yo vivo en Santiago y siempre le he tenido mucho cariño, pero ya está bien crecidita la mina así que cuando estuvimos solos una tarde la seduje y ella también me lo estuvo pidiendo, al final ambos quisimos tirar y me entregó su inocente choro estrechito y depilado, fue lo más rico meterle el pico con fuerza y sin parar, además ella como siempre muy cariñosa me acaricia las bolas en clara señal de que quiere que le dispare mi leche en la cara.

Compartir Tweetear