El primer anal siempre será doloroso amor

3 min
No olvides dar Like si te gustó!

Y pensar que alguna vez la mina pensó en meterse para monja!, es en serio, ella quiso un tiempo ser monja y entregar su vida al señor, pero me alegro que se haya dado cuenta que para ganarse un lugar en el Edén no es necesario privarse de los placeres del sexo, qué rico, mis otras pololas han gozado mucho conmigo, de eso no se han quejado nunca y con ella la estoy pasando muy bien, siento que la amo pero su culo era importante desvirgarlo de una vez, ella me dijo que eventualmente me dejaría entrar en su ano, llegó ese día y le prometí ser amoroso, lo fui pero eso no garantiza que su hermoso y blanco culo no sufriera de dolores a causa de mis penetraciones, sus lágrimas me llenaron de ternura, pero no iba a detenerme. 


Compartir Tweet