El poto blanco de mi polola me vuelve loco!

22 min
No olvides dar Like si te gustó!

Desde la primera vez que estuvimos juntos me enloqueció su poto, ella lo sabe bien y por eso se pone su tanga de color rojo pasión, hasta ahora pocas veces nos habíamos grabado, pero ya compré un trípode con el cual poner la cámara y grabar mejor nuestras cachas y mejorar la calidad, su bello cuerpito bonito y de piel suave lo merece, esa tarde regresamos del cine, algo decepcionados por la última película de Star Wars, con unos besos dulces y tiernos la consolé, llegando a su casa no había nadie más, aprovechamos, le hice masajes ricos en el culo y piernas, ella se excitaba y aunque no se puede ver bien, ese sapo rico estaba mojadito, lo besé y lamí, quería meterle pico pero me gusta verla gemir cuando le relamo el hueco.


Tweet