El día que Giselle Montes fue la puta de todos

8 min
No olvides dar Like si te gustó!

Ella sabía que la cosa iba a ser agotadora, la mexicana aceptó ser la puta de todos ese día, pero solo tuvo una exigencia, que todos los presentes viejos y jóvenes, gordos y flacos tuvieran la pichula dura porque a ella no le gusta llevarse a la boca cosas blandengues y que no se merezcan de su amor, empezó suave, le metían el pico con calma, pero la perrita empezó a mamar pico mientras la culeaban tan rico que los weones empezaron a cogérsela más duro, ella llegó a mamar picos medio muertos... pero ya había empezado y no iba a parar por nada del mundo, sintió mucho amor ese día, le dolió el culo pero le gustó que es lo que importa. 


Tweet