Effy Sweet usa su melosa boquita para aprobar el curso

8 min
No olvides dar Like si te gustó!

Lo hace tan bien la perrita que no siquiera parece ser algo que ella haya tenido que hacer forzosamente, es como si hubiera sacado malas calificaciones para tener un buen pretexto para comerle la pichula vieja a su profesor, el viejo estaba preocupado porque la mina estaba muy baja en notas, necesitaba estudiar mucho para recuperarse, pero Effy quiso acelerar las cosas y además ese gusto por los hombres mayores la llevó a seducir al profesor, el culo blanco y la boquita melosa de la mina eran difíciles de resistir, la mamó tan bien que el profesor la aprobó y de paso le penetró su pichula en el rojito sapo de la chiquilla, qué traviesa!


Tweet