Descarté el carrete para que mi perrita coma buena pichula

6 min

Se supone que lo que haríamos este sábado era salir de carrete con unos amigos pero por esto de revolcarnos en nuestros fluidos corporales y las ganas de culiar fueron más grandes, sobre todo ella que sin su mamón sabatino no está tranquila, antes de eso yo le estuve lamiendo el clítoris y lo digo así muy directo porque a nosotros nos gusta las cosas sin andar con rodeos, pero lo más rico y que merece ser grabado es el mamón que me hace mi polola, ella cuando lo tiene en la boca ya no quiere saber nada más del mundo… solo chupa y chupa hasta que sacia su sed con mi leche.

Compartir Tweetear