Culiar con esta perra es un poco sucio pero vale la pena

6 min

Mi perrita no estaba con el choro en condiciones de ser penetrado, ya lo dije pero eso fue porque la noche anterior tiramos como salvajes, como primitivos entes sexuales, nos dejamos llevar por nuestros instintos de los ancestros y puta la wea es que se la metí tan fuerte que poco faltó para que la perra se ponga a llorar, su vagina estaba adolorida pero eso no la detuvo para tener mi pico en sus manos, a su merced como a ella le gusta decir, por eso le dije que me enseñara las tetas y que me haga una paja y la maraca al tiro me agarró el miembro y como se puede ver me la corrió con unas ganas que si pudiera le daría un premio y también se corrió ella mojando todo alrededor.

Compartir Tweet