Conozco a una mina en la iglesia y resultó ser tremenda mamona

2 min
No olvides dar Like si te gustó!

Mi vieja todavía me obliga a acompañarla a la iglesia los domingos, ya tengo más de veinte años y no puedo descansar los domingos pero creo que al fin y al cabo ha valido la pena, hace unos domingos conocí a la salida de la iglesia en un barrio de Iquique a una mina que es hija de una amiga de mi vieja y pues empezamos a conversar, pensé que era una de esas minas recatadas y que no les gusta entregarse así de fácil, pero me equivoqué, un día ella fue a mi casa supuestamente para recoger una biblia prestada y yo estaba solo, empezamos a conversar y de pronto nos besamos, la pichula se me puso bien dura y ella se dio cuenta, al tiro me la comenzó a mamar y el resto lo pueden ver ustedes mismos, chupa pico como si fuera una barra de chocolate... es una golosa esta diosa de las mamadas.



Tweet