Coge tan rico el weon que no quiero parar nunca!

48 min
No olvides dar Like si te gustó!

Chupar pico al pololo para muchas minas es un acto muy sucio y de perversión, para mí es un acto de amor y además que se disfruta tanto que no hay manera de no hacerlo, pero es más rico cuando tu pololo sabe bien cómo meterte la verga, al principio de nuestra relación no quería que me culeara tanto, pero chiquillos, las cosas cambian y para mejor porque desde que le dejé que me meta la pichula por el culo siento que todo gira en torno al sexo, ese sillón rojo que ven es mi favorito, hemos pasado tantas horas de sexo y pasión ahí que le impregné mi aroma de vagina, grabamos en ocasiones nuestras cachas y pueden ver lo imparable que es cuando me penetra, no me deja de culear, ese día especialmente estábamos como unas máquinas!


Compartir Tweet