Chupa prima, chupa pico y después te cepillas

14 min
No olvides dar Like si te gustó!

Era muy temprano, eran las 6 de la mañana cuando ella se metió a mi pieza, me hizo con una seña que guardara silencio, yo todavía estaba con sueño, ella se acercó a mí y me abrazó, me dio un beso en los labios y luego metió su mano en mi pantalón, me acarició la tula, me dijo que la tenía calentita y sentía cómo se iba poniendo cada vez más dura, le dije que se apure porque mi madre iba a entrar en cualquier momento, se apresuró y como toda maraca que se precie de serlo empezó a chuparla, no lo hacía tan bien pero nadie nace sabiendo... qué buena mamada me hizo la mina y qué linda se vio esa mañana. 


Tweet