Casi provoco un sismo con el anal que le dí a mi amiga la culona más rica del instituto


No olvides dar Like si te gustó!

Es que como comprenderán amigos cuando uno tiene unos cachetes grandes y una mina con una espalda que parece un tobogán es casi imposible descargar toda la ira del pico, pero antes de darle un rico anal le di muchos besos y caricias, ella se lo merece, pero cuando se puso de espaldas a mí y me dijo que le diera lo mejor por el culo pasé a abrirle los cachetes para meterle esta monstruosa pichula, me emocioné por el placer y empecé a meterle mi kilo de carne con más fuerza tanto que el piso empezó a temblar, creo que los vecinos del piso de abajo se asustaron porque en serio le estaba destruyendo analmente, pero ella qué linda es cuando se pone ese hilo dental, en resumen su poto es una fiesta sexual sin control!


Compartir Tweet