Bonnie Rotten casi rompe la camilla mientras se la culeaban

10 min
No olvides dar Like si te gustó!

Bonnie Rotten se ofreció para ser quien le diera masajes a J Mac, el tipo tiene la espalda adolorida por haber culeado tan duro a varias minas, el calvito también necesita descanso, la mina sabía de la reputación como macho semental de este tipo, además ella no está nada mal y esos masajes estaban destinados a convertirse en puro sexo, la mina empezó con las caricias y vio la erección dura del tipo y no pudo más, abrió las piernas para que el buen hombre se la cogiera como ella pedía, como lo necesitaba, pobrecilla la mina, tanto orgasmo le provocó que su vagina lanzó por doquier orina y fluidos ricos y refrescantes, fue una cacha increíble para ella. 


Compartir Tweet