Aubrey Black regresó del gimnasio con ganas de mamar pico y culo

14 min

A sus 44 años se mantiene muy buen por cierto, la mina llegaba de su gimnasio tras ejercitar y mantener así su cuerpo de diosa pero eso de entrenar y llevar un régimen alimenticio muy pulcro es algo que la pone hambrienta pero por otros lados, la mina demuestra que aunque haya pasado la barrera de los 40 se mantiene mejor que una mina de 18, llega a casa y lo que empieza a entrenar es la boca mamando el pico al pololo que estaba recostado y pensando en lo suertudo que es, la mina no solo usó su boca como una vagina sino también le chupó el poto al weon, así de tanto quiere al marido que le limpia lo que tiene detrás!

Compartir Tweet