Alba de Silva termina culeada por andar quejándose del entrenador

8 min
No olvides dar Like si te gustó!

Lo que pasa con esta mina es que al regresar de entrenar no para de quejarse de su entrenador, un saco de wea que obliga a sus pupilas a entrenar con ropa deportiva demasiado pegada al cuerpo para que se le pare el pico y se la pueda jalar, ella lo cataloga como un pervertido, el pololo la escucha y le pide que se calme porque ese tipo de situaciones son comunes en minas lindas como ella, la mina sabe que solo es algo temporal y el macho para hacerla sentir un poco mejor le da de comer una verga enorme, algo que la mina no puede resistir y saca lo más cerda de ella para mamarla y luego abrir las piernas porque sudar la pone cachonda como ninguna!


Compartir Tweet