A esta gorda preciosa le gusta ser culiada de espaldas con vista a la calle desde las alturas


No olvides dar Like si te gustó!

Antes era más flaca pero ahora ha engordado un poquito, solo un poco, pero me gusta, así tengo más carne en sus cachetes para agarrar, morder, lamer y disparar mi leche si se me antoja, me gustaría hacerla disfrutar del sexo desde un avión o un edificio más alto pero de momento la mina se conforma con ser culiada en el último piso de un hotel con vista a la calle, no hay nada lindo para ver pero ella siente que si algún transeúnte la ve siendo ultrajada analmente eso le da más placer, yo solo cumplo con mi deber de macho y ese culo necesita pico y yo se lo doy, por momentos le duele pero sé que le gusta… tal vez no me case con ella pero nos quedará el recuerdo de haber tenido sexo como animales cerca del balcón.


Compartir Tweet